Relato (IV) Dave Eggers

 descarga

La mejor manera de descubrir, y quizá deba entrecomillar este verbo, “descubrir”, autores es curiosear y, claro, leer.

Desconfío del boca a boca, por lúbrico, ocioso y acomodaticio. También porque la mayoría de los lectores consume y no lee, una apreciación ligera pero determinante para entenderlo, del mismo modo que yo, por ejemplo, miro un cuadro pero sólo hago eso, mirarlo, verlo, porque de pintura no tengo ni puñetera idea.

He erradicado de pleno las recomendaciones de los suplementos literarios porque, es comprensible, los intereses que mueven a estas publicaciones responden a incentivos más mundanos. La edición es un negocio y, calificándola como negocio no escribo peyorativamente, son empresas que tienen que vender libros para poder seguir editando más libros, ganar dinero, crear un ciclo de ganancias, lo que sea. Nada en contra. Es puro ecosistema contemporáneo.

Por eso recomiendo buscar libros, tocarlos, examinarlos, sin ningún prejuicio sea de la naturaleza que fuere, y leerlos, repito, leerlos, provocando el encuentro accidental, acaso el más gratificante.

Traigo a Dave Eggers  y sus Guardianes de la intimidad  como ejemplo más reciente.

Libro de relatos espontáneos y despreocupados. Cargados de lirismo, de afectación naif y de cierto desapego. Algunas veces irregular. Otras refrescante. En conjunto, ha sido satisfactorio.

Autor interesante, pues, que ya forma parte de una biblioteca.

Edita: DeBolsillo

Color: verde.

Huele a: juventud.

Sabe a: despreocupación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s