Relato (V) Antón Chéjov

chejov

La literatura es y suele parecer vieja. Añeja. Rancia. Lenta. Plomiza.

Aunque sus libros estén recién salidos de la imprenta y sus autores sean jóvenes promesas.

Sólo más aburrido que un autor hablando de su novela es un poeta hablando de su poemario.

Las presentaciones… Las presentaciones…

Esos silencios… esos bostezos que entran hacia el estómago… esos ojos sin brillo que buscan la singladura metafísica de esa grieta que se pierde hacia los encalados…

De un tiempo a esta parte algunas presentaciones se hacen en bares, pero tampoco es cortés dar la espalda al autor mientras suelta su chorreo, no les gusta, a casi ninguno les gusta, ni las otras presentaciones ni gente que les da la espalda… Qué libertad la de la música. Una cervecita, la banda toca y … se disfruta. Nada que ver.

Los poetas con sus recitales salen más del paso, pero no conozco ningún poeta que no se emborrache (de sí mismo?) porque los poetas son muy… muy… bastante… Ya lo saben.

Los pintores y escultores exponen sus cuadros y esculturas y ahí quedan, el que quiera mira, el que no pasa de largo.

Nadie debería quejarse de que a las presentaciones de libros no vaya ni el Tato. Y que los sufridos asistentes se limiten a personas que “tienen que ir” porque no han encontrado una excusa lo suficientemente buena o porque, (esto es muy habitual hoy en día), el autor presentado fue a su presentación o tiene previsto presentar un libro y así se asegura de que este autor  acuda.

No se ha renovado esta terrorífica experiencia a la que los autores someten a amigos, allegados, familiares y curiosos para rehabilitar un arte que es, parece, y siempre ha sido viejo. Aburrido. Rancio.

Mucho más sucio, aburrido y rancio que se pague (con fondos públicos, siempre son fondos públicos) a un señor o señora por eso… por hablar de su puñetero libro.

Luego, en tu momento, abres el libro, los libros pueden ser maravillosos, y se disfruta. Las emociones salen  o no salen pero sólo quedan a tu disposición  y tampoco puedes compartirlas con nadie más excepto con tu sombra.

¿Cómo se vende eso? ¿Hoy en día? ¿Hoy en siempre?

¿En las Redes Sociales? ¿Abriendo un blog?

Qué difícil.

Vender libros como algo ameno o divertido es muy jodido. No. Los libros son otra cosa pero, ¿cómo presentarlos? ¿Qué formato es el adecuado?

Se han intentado fórmulas adicionales: mientras se lee baila un señor o una señorita, o se interpreta una pieza entre chorreo y chorreo , o suena una canción que toda la concurrencia conoce, o se teatraliza algunos pasajes de una novela que no dicen ni significan nada (porque una novela no se puede explicar en un rapeo) o algún poeta va y mea o se la menea o se caga encima de un escenario…

La cosa es desviar la atención y descargar ese peso plomizo que siente el agregado cuando escucha a un autor hablar de su libro, a un presentador presentar ese libro, a un editor hablar del libro que editó…

Quizá la mejor opción es no presentar ningún libro.

Cargarse el hábito. No más presentaciones. ¿Por qué insistir con ellas?

Antón Chéjov es un referente en materia de cuentos. En este país, de gran auge cuentístico, de un par de décadas a esta parte, el camarada Antón ha sido revitalizado, reanimado, rebautizado, consagrado y elevado a los cielos.

¿Lo merece?

Quizá sí.

Pero esos Vasileis, esas damas llorosas, esos camaradas que distraen sus pensamientos paseando por la melancólica estepa rusa, conforman páginas que supuran tiempo y antigüedad, libros vejestorios, libros ancianos.

No tiene la culpa el camarada Antón.

Hoy se recomienda en este espacio a un gran autor de cuentos y se pone de manifiesto que las presentaciones de libros son un coñazo.

Amén de otras formas y contubernios de promoción tan literarias, tan españolas, tan aburridas, tan indecentes, tan, tan… nuestras. Aunque esto es otro tema, claro.

Edita: Salvat.

Color: mostaza.

Sabe a: viejo.

Huele a: viejo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s